Ligerezas veraniegas

26 agosto, 2022 |

Todavía queda tiempo hasta el 23 de septiembre, equinoccio de otoño que marca el final del verano, así que aprovechamos para recoger y compartir con vosotros las recomendaciones veraniegas que hemos ido publicando en nuestras redes sociales a lo largo de agosto en forma de telegramas:

 

TELEGRAMAS VERANIEGOS (I): LA MUSA OSCURA de Armin Öhri.

Un abogado con talento de artista intenta que el asesino perfecto sea condenado.

Enlace para comprar “La musa oscura”

 

TELEGRAMAS VERANIEGOS (II): ARTE de Yasmina Reza.

Señor compra un cuadro blanco sobre fondo blanco. Sus amigos no están de acuerdo.

Enlace para comprar “Arte”

 

TELEGRAMAS VERANIEGOS (III): CUENTOS de Andersen.

Cuentos gore y tragedias populares para todos.

Enlace para comprar “Cuentos de Andersen”

 

TELEGRAMAS VERANIEGOS (IV): MATAR A UN RUISEÑOR de Harper Lee.

Scout, una niña de pueblo, tiene al mejor padre que se puede tener, Atticus Finch/Gregory Peck, quien decide abrazar una causa perdida.

Enlace para comprar “Matar a un ruiseñor”

 

TELEGRAMAS VERANIEGOS (V): LOS DIARIOS DE ADÁN Y EVA de Mark Twain.

Mark Twain se propone conseguir que se te salten las lágrimas con la historia que más veces se ha contado.

Enlace para comprar “Los diarios de Adán y Eva”

 

TELEGRAMAS VERANIEGOS (VI): FUNDACIÓN de Isaac Asimov.

Hari Seldon es un agorero que padece el síndrome de Casandra. Hartos de sus sermones, lo destierran a otro planeta. Allí crea una especie de Mensa galáctico.

Enlace para comprar “Fundación”

 

TELEGRAMAS VERANIEGOS (VII): LA TOURNÉE DE DIOS de Enrique Jardiel Poncela.

Dios viene de gira por España y lo que ve no le gusta especialmente.

Enlace para comprar “La tourneé de Dios”

 

TELEGRAMAS VERANIEGOS (VIII): EL COMPLOT MONGOL, de Rafael Bernal.

Un asesino a sueldo, anciano ya, sicario del gobierno mexicano, debe evitar un magnicidio colaborando con un americano de la CIA, un ruso del KGB y con Martita, camarera del bar que frecuenta.

Enlace para comprar “El complot mongol”

 

TELEGRAMAS VERANIEGOS (IX). ESTUPOR Y TEMBLORES de Amélie Nothomb.

Amélie, una chica belgo-japonesa que acabará bailando desnuda en la oficina abrazada a una papelera, decide incorporarse a la gigantesca empresa Miyamoto para poder quedarse a vivir en Japón y descubre que es incapaz de llevar a cabo de manera sensata ninguna de las tareas que le encargan.

Enlace para comprar “Estupor y temblores”

 

TELEGRAMAS VERANIEGOS (X): CARTA DE UNA DESCONOCIDA, de Stefan Zweig.

Un señor recibe una carta que asegura que cuando la lea su remitente estará ya muerta. Sin embargo, él no tiene ni idea de quién es ella.

Enlace para comprar “Carta de una desconocida”

TELEGRAMAS VERANIEGOS (XI): NÚMERO CERO, de Umberto Eco.

La única novela de Umberto Eco que podrás leer en tres horas.

TELEGRAMAS VERANIEGOS (XII): EL FANTASMA Y LA SEÑORA MUIR, de R. A. Dick.

Un hombre y una mujer se conocen, el problema es que él ya está muerto.

Enlace para comprar “El fantasma y la señora Muir”
TELEGRAMAS VERANIEGOS (XIII): ALMENDRA, de Won-Pyung Sohn.

Asesinan a la familia de un adolescente. La buena noticia es que él no tiene sentimientos.

TELEGRAMAS VERANIEGOS (XIV): LOS REYES MALDITOS (EL REY DE HIERRO), de Maurice Druon.

En 1314 Felipe el Hermoso, rey de Francia, decide quemar en la hoguera al último Gran Maestre de Los Templarios para poder confiscar los bienes de la Orden. En treinta años el país se va al garete.

TELEGRAMAS VERANIEGOS (XV): MUJERCITAS, de Louisa May Alcott.

Puede que no lo sepas, pero Alcott escribió una segunda parte que se tituló Hombrecitos.

TELEGRAMAS VERANIEGOS (XVI): CLARISSA DALLOWAY Y SU INVITADA, de Virginia Woolf.

Un año antes de que la señora Dalloway celebre su famosa cena, va a Bond Street a comprarse unos guantes.

TELEGRAMAS VERANIEGOS (XVII): EL DESORDEN DE LOS LIBROS, de Massimo Gatta.

Los bibliófilos encarnan el Orden y los bibliómanos el Caos en esta lucha eterna por dilucidar quién posee la mejor Biblioteca.

 

 

 

Tags:

Comments are closed.